El papel en este nuevo mundo de los abuelos

Los cambios generacionales en cuanto al número de hijos, la mayor esperanza de vida de los ancianos, y que cada vez las familias son más pequeñas, son, por decirlo, de alguna manera, los cambios que ya se están estableciendo en este siglo (XXI).


Unos casos específicos concretos nos servirán como muestra, tal y como fueron el artículo anterior, tomando como base lo publicado en la revista The Economist de enero pasado.

Las abuelas son la principal fuente de no cuidado infantil para niños pequeños en México, especialmente desde Covid-19 forzado porque muchas guarderías tuvieron que cerrar. Velan por casi el 40% de los pequeños de menores de seis años. Antes la abuela se tuvo que mudar, y aunque su hija Irma estaba luchando, dice: "No hay comprensión ni flexibilidad para las madres trabajadoras en México", se queja.

 

Y aunque las abuelas ayudan a las hijas a regresar a la fuerza laboral, eso a menudo significa el retiro de ella ellas. "Hay una clara compensación", dice el investigador Talamas ya antes referido. Otro caso de vuelta en México: Hermelinda Coapango Vázquez trabaja como manicurista, pero toma citas solo en momentos que se ajustan al cuidado de su nieto. "Mi nieto es mi vida", dice.  "No tengo pareja y no soy de tener muchos amigos". Por otra parte, un estudio de Brasil encontró que cuando a los niños de 0 a 3 años se le asignaba al azar el cuidado formal de los niños, la familia ganaba colectivamente más, principalmente porque los abuelos y los hermanos mayores fueron liberados para trabajar.

Otro escollo es que las familias que dependen en gran medida de la abuela para el cuidado de los niños tienen pocas probabilidades de mudarse y encontrar un mejor trabajo. Un estudio realizado por Eva García Moran de la Universidad de Wurzburg y Zoe Kuehn de la Universidad Autónoma de Madrid encontró que las mujeres de Alemania Occidental que vivían cerca de sus suegros ganan alrededor de un 5% menos y viajan más tiempo que sus pares.

 

Otro dato interesante dice que los niños criados única o principalmente por abuelos tienden a estar peor que sus compañeros. En Estados Unidos, donde aproximadamente el 2% de los niños son criados principalmente por un abuelo, Laura Pittman de la Universidad del Norte de Illinois, encontró más problemas emocionales y de comportamiento entre esos adolescentes que sus compañeros. Tal vez no sea sorprendente. Si los niños no viven con sus padres, a menudo es porque algo ha salido muy mal: un padre en la cárcel; una madre muerta o incapaz. En estas circunstancias, vivir con un abuelo suele ser mucho mejor que las alternativas.

 

Más información

 

Miguel Talamas, del Banco Interamericano de Desarrollo, y sus colegas han tratado de estimar cuánto ayudan las abuelas mexicanas a sus hijas a conseguir un trabajo remunerado. Observaron lo que les sucedió a las familias después de que las abuelas murieron. La muerte de una abuela redujo en un 27%, o 12 puntos porcentuales, la posibilidad de que su hija estuviera en la fuerza laboral, y redujo sus ingresos en un 53%. (El mismo estudio no encontró ningún efecto sobre la tasa de empleo de los padres).

 

Vivir con los abuelos no siempre es fácil. Pueden tener ideas obsoletas o exigir demasiada deferencia. En la India, donde las parejas viven tradicionalmente con los padres del marido, un género de drama televisivo gira en torno a las tensas relaciones entre esposas y suegras.

 

A mayor detalle, un estudio de mujeres indias rurales en 2018 encontró que aquellas que vivían con su mummyji (suegra) tenían poca libertad. Solo al 12% se le permitió visitar a amigos o familiares solos. Una abuela que hace cumplir las normas anticuadas de subyugación de la esposa puede dificultar que su nuera trabaje fuera del hogar. 

 

Pero un estudio intrigante encuentra que, en promedio, este efecto es superado por la ayuda que la suegra brinda con las tareas domésticas. Tal ayuda se ha vuelto más concentrada a medida que la tasa de fertilidad de la India ha disminuido, de seis en 1960 a poco más de dos en la actualidad. Madhulika Khanna de Amazon y Divya Pandey de 3ie, un grupo de expertos, analizaron lo que les sucedía a las mujeres indias si mummyji moría. Descubrieron que las nueras tenían un 10% menos de probabilidades de hacer o buscar un trabajo remunerado, probablemente porque tenían que pasar más tiempo recogiendo leña y cuidando a sus hijos. Incluso las abuelas autoritarias pueden hacer inadvertidamente su parte por la emancipación femenina.

 

Los países ricos generalmente brindan servicios que ayudan a las mujeres a hacer malabarismos con el cuidado de los niños y el trabajo. Sin embargo, muchos padres buscan ayuda adicional de los abuelos. Las pensiones de vejez ayudan, al permitir que los abuelos dejen de trabajar. Según una encuesta, el 50% de los niños muy pequeños, el 35% de los niños en edad escolar primaria y el 20% de los adolescentes en Estados Unidos pasan tiempo con sus abuelos en una semana típica.

 

Esto puede marcar una gran diferencia. Janice Compton, de la Universidad de Manitoba, y Robert Pollak, de la Universidad de Washington, analizaron los datos del censo estadounidense y descubrieron que vivir a menos de 25 millas de una abuela aumentaba la tasa de participación en la fuerza laboral para las mujeres casadas con niños pequeños en 410 puntos porcentuales. La "niñera de la abuela", como algunos la llaman, también puede tener desventajas. Un estudio británico encontró que los abuelos tienen más probabilidades de dejar sus pupilos cerca de riesgos de incendio que las guarderías o niñeras. Estudios de Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Japón sugieren que un niño cerca de los abuelos tiene más probabilidades de ser obeso, aunque no está claro si esto se debe a malcriarse u otros factores.

 

Seguiremos platicando porque hay mucho decir.











Votos 0
Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

Dr. Francisco Suárez Hernández. Director de Asuntos Públicos y Relaciones Estratégicas FEMSA y Asuntos Corporativos Negocios Estratégicos y División Salud. Ex Presidente del Consejo del World Environment Center.

Coautora: Karen Mora, Directora de Sostenibilidad en Fibra Uno y Fundación FUNO

Correo electrónico: francisco.suarezh@gmail.com  y kmora@fibrauno.mx

Correo electrónico: francisco.suarezh@gmail.com

¡Tienes que ser miembro de Empresability: Comunidad Profesional de Responsabilidad Social para agregar comentarios!

Join Empresability: Comunidad Profesional de Responsabilidad Social

LA FRANJA GRIS

Por Antonio Tamayo Neyra

Periodista de investigación en Responsabilidad Social; Capacitador en Relaciones Laborales